Editores

ANALISIS THE BATMAN LEGO MOVIE

ANALISIS THE BATMAN LEGO MOVIE

 

Otra noche más en Gotham City. Otro plan para destruir la ciudad orquestado por el Joker ha sido saboteado por Batman. Otra vez la ciudad celebra a su salvador, quien luego de disfrutar la aclamación popular, retoma su identidad de Bruce Wayne, y vuelve a su rutina normal de aislarse del mundo y rechazar todo tipo de contacto con los demás.

A la noche siguiente, en plena ceremonia de asunción de funciones de la nueva comisionado de policía Barbara Gordon, a la cual Bruce Wayne asiste a regañadientes, el Joker y su pandilla de criminales irrumpe, activando su plan supremo del cual Batman, sin saberlo, será parte fundamental…

 

Quien lo diría. En una semana altamente convulsionada para el proyecto de universo fílmico de DC/Warner (incluyendo la rumorada salida de Ben Affleck que sería el principio del fin para el plan) llega a nuestras pantallas The Lego Batman Movie, la nueva colaboración entre la popular marca de juguetes armables y el referido estudio. Es decir, ya habían estrenado otras colaboraciones antes (videojuegos, series y películas animadas para formato casero) pero esta es la primera con forma de largometraje cinematográfico propiamente tal.

Antes de seguir, si usted piensa que esta película es un comercial alargado de la popular línea de piezas para armar, y por lo tanto una estupidez perder el tiempo en ella, siga de largo, a mi me parece una estupidez hacer una columna para gente equivocada y amargada como usted.

En primera, porque Lego se ha ganado, con justicia, una popularidad y un cariño por el público tan grandes que mayor publicidad no necesita. Uno dice Lego y entiende clarito de lo que se está tratando de decir, sea que estemos en Santiago, Nueva York o el desierto del Kalahari. En segunda, porque por muy simple que sea su premisa, de estúpida no tiene nada.

Lego Batman Movie conjuga una serie de factores que la convierten en una cinta que se disfruta sin parar, de principio a fin. Partiendo por situar la historia en un contexto insólito (una ciudad, más bien un universo construidos a partir de bloques y piezas armables, cuyos habitantes tienen plena consciencia de ello), escenario ideal para que tengan lugar en él situaciones absurdas, embarazosas, malos entendidos, alusiones a otras películas incluso a las que nada tienen que ver con Batman y bromas varias…pero no pegados a tontas y a locas, sino que en el marco de una historia que, por burda que sea su premisa (y ni tanto, al final los que conocemos a Batman sabemos bien que sus villanos actúan empujados ante todo por la necesidad de reconocimiento) su desarrollo no tiene por qué ser necesariamente un disparate.

 

Todos los chistes, desde los obvios hasta los más tácitos, no se comen a la historia principal. Los árboles si han dejado ver el bosque.

Y ese es otro punto que destacar. Aunque es una evidente y total comedia, lo cierto es que es bastante respetuosa del mito batmaniano en general. Cierto que, en función de la comedia, se salta algunas bases fundamentales del personaje, pero lo que uno está viendo en pantalla está tan divertidamente bien hecho que se nos olvida. Además, juega con dos tópicos que sustentan el universo de Batman desde sus cimientos: la necesidad de reconocimiento de sus enemigos, por un lado, y el único miedo verdadero de Batman, el que lo hace ser el personaje huraño y esquivo que es, tema que salvo honrosas excepciones (The Animated Series, la trilogía de Christopher Nolan) ha sido evitado.

Bueno, esta comedia llena de referencias a la cultura pop, situaciones absurdas y pretensiones ciertamente más modestas, si se atreve a meterse en ese asunto. Hasta se da el tiempo para hacer evolucionar a sus personajes. Avanzar, madurar, mejorar, como quieran decirle. Y lo hace tan bien, que es la película basada en personajes de la DC Comics que más se ha disfrutado en mucho rato, poniendo en vergüenza y en un real aprieto a los cerebros tras el plan del universo fílmico de DC.

A ellos los pone en aprietos, pero a nosotros, llámese público en general o fans no talibanes (de esos que encuentran mala una adaptación porque la talla del zapato de Batman no es la que usa en el cómic) nos hace pasar un buen rato y nos llama a la calma el ver que aún hay gente con alma, corazón y sesos en DC/Warner.

Véala. No se arrepentirá (y si la ve subtitulada, mejor)

 

8

Lobo Cinepata

Crítico de cine y blogger por ya más de 10 años, nuestro querido Lobo Cinépata se ha destacado por mantener una aguda pero justa mirada al mundo del cine y la televisión.

https://goo.gl/hvtaF4

PLAYSTATION

XBOX

NINTENDO

PC