Editores

METROID 1986 ANALISIS

METROID 1986 ANALISIS

 

Ha sido demasiado tiempo desde la última vez que tuve que sacarles el polvo a mis cartuchos, limpiar profundamente mi NES y el milagro de hoy en día, encontrar una Tv que no tenga HDMI para poder jugar una vez más la primera aventura de Samus, Metroid. Un juego que se estrenase el 6 de agosto de 1986 en Japón, dirigido por Gunpei Yoko y concebido por Makoto Kano y el artista Hiromi Kiyotake.

El juego nos pone en la piel de una cazarrecompenzas espacial, que debe explorar un mundo alienígena en 2D, lleno de peligros, plataformas y secretos. El juego cuenta con la clara inspiración de los revolucionarios Mario, Legend of Zelda e incluso cintas como Aliens, que gozaban de mucha popularidad por aquellos años.

 

 

Volver a escuchar esas melodías 8 Bits es una nostalgia exquisita que durante mi juventud fue agradecida cada día, y ya después de casi más de 10 años desde la última vez que jugaba este título.

¿Me volvería a acordar de todos los lugares donde estaban los extra tanks, misiles, etc?

Por desgracia no fue así y con eso me pude dar cuentas de muchas cosas que ya sea por lo amigables que se ha vuelto la interfaz o mapas de los juegos o por el simple hecho que recién se estaban integrando dichos elementos, me afectó como un disparo en pleno cerebro. Metroid es implacable si pierdes el rumbo por donde ibas o mueres por algún enemigo. Sin duda la bestia más despiadada del juego es el mapa. Aquí literalmente estamos a la deriva en un mundo inhóspito en donde un giro mal realizado, una muerte o hasta el simple hecho de contestar el teléfono, cualquier cosa que nos distraiga de liberar este mundo de Mother Brain (spoilers) es un enemigo mayor que los que se encuentran en el juego mismo, donde la memoria es nuestra mejor aliada porque hay que decirlo. Se te olvida para dónde vas y es una caída sin paracaídas al stress.

 

 

Aun por las limitaciones graficas es un juego que te llena el alma poder jugarlo otra vez, porque te permite darte cuenta cómo fue que inicio su evolución tanto Samus Aran como personaje y el juego mismo hasta lo que conocemos hoy en día (sin contar Federation Force, ese no se contara jamás). Es una experiencia gratificante volver a los tiempos donde no existía el “saving point” o los personajes “guías” que te indican todo el tiempo a donde ir, es revivir la era donde uno aprendía a golpes y teníamos que tener una vara muy alta para resistir la frustración.

Metroid es sin duda un juego excelente para todos, las nuevas generaciones pueden aprender que gracias a la primera aventura de nuestra heroína y que marcó un hito siendo la primer mujer protagonista de un videojuego (sin contar a Ms Pacman ya que técnicamente no tenía una misión o aventura propiamente tal y es pacman con un lazo rosa), es una refrescante, llenadora e inolvidable experiencia que sin duda es memorable revivir y disfrutar.

 

 

9

Jorge Farah

Analista Senior de revista GamerVip, y voz de los sin voz. Crítico de Videojuegos de mirada aguda y sin pelos en la lengua.

https://noobfathersite.wordpress.com/

PLAYSTATION

XBOX

NINTENDO

PC