Editores

OUYA: VIDA Y MUERTE DE UNA CONSOLA QUE ROMPIÓ EL CORAZÓN DE MUCHOS

OUYA: VIDA Y MUERTE DE UNA CONSOLA QUE ROMPIÓ EL CORAZÓN DE MUCHOS

 

Ouya es quizás una de las consolas más perdidas en el espacio-tiempo, una de las pocas nuevas plataformas que querían entrar a competir contra los tres gigantes que son Nintendo, Microsoft y Sony. Puede ser que su enfoque no era lo esperado, su público objetivo no era el recomendable o derechamente una mala idea, de todas formas, la historia sobre su nacimiento, corta vida y un final terrible es lo que marcó a esta pequeña consola.

 

 

PROMESA E HISTORIA

 

Julie Uhrman CEO de Boxer8 el 3 de Julio de 2012 anuncó sobre una nueva consola para ver cuántas personas estarían interesadas en el proyecto. Todo comienza con un Kickstarter que alcanzo su meta en alrededor 8 horas, donde 63.416 personas lograron hacer una suma de $8.596.474 millones de dólares. Lo que hizo que Ouya sea el quinto proyecto con más rápidos fondos en la historia de la página web.

 

 

Lo que llamaba la atención de Ouya era que iba a contar con su sistema operativo Android y mediante la televisión, nos permitiría poder probar todos los juegos de manera gratuita para luego realizar la compra y era autodenominada como la “revolución en las consolas”.

Iba a tener dos fechas de lanzamiento, para los que apoyaron el proyecto fue el 28 de marzo de 2013, mientras que para el retail estaría disponible el 25 de junio del mismo año a un valor de $99 dólares. Pero algo aquí era muy extraño.

En octubre de 2013 Uhrman dijo que la compañía pensaba en lanzar una nueva versión de la consola en 2014, que tendría una mejora en los controles, doble de espacio para guardar información y mejor conexión wi-fi. En noviembre de 2013 una edición limitada de Ouya fue lanzada a un valor de $129.

Para el año 2015 Ouya recibió una inversión de 10 millones de dólares de Alibaba, una empresa chino-americana que se encargaba del comercio virtual entre consumidores y empresas vía portales web. Con la posibilidad de incorporar algunas tecnologías de la consola en el set top box de Alibaba.

 

 

Y durante el mismo año, se revelo que Ouya intento vender la compañía porque falló en renegociar su deuda. Para que el 27 de julio de 2015 fue anunciado que Razer Inc había contratado a los trabajadores de Ouya y la consola como tal fue descontinuada, para terminar el mismo día con la salida de Uhrman como CEO de Ouya.

El día de hoy el equipo técnico y desarrollador de relaciones detrás de la fallida consola unieron fuerza con el equipo de software de Razer, para crear nada menos que Razer Forge Tv. Que con la imagen a continuación se puede decir que tal resulto dicho proyecto.

 

 

RECEPCIÓN

 

Previo a su lanzamiento ya comenzaban a salir focos de que algo muy raro estaba pasando, ya desde julio 12 de 2012 Pc Magazine había lanzado un artículo llamado “Porque el Kickstarter de Ouya parece ser una estafa”, donde apuntaba que esto iba a ser crítico no solo para el proyecto de la consola, sino que para todos los proyectos que impliquen hardware. Mientras Unreality Magazine lo defendía diciendo que “la estafa implica cierto nivel de movimiento ilegal”.

Por otro lado, The Verge reportaba problemas con el control y dudaba de su calidad de manufactura, aunque alababan lo fácil de entender y hackear la consola. Decían que llamarla “un dispositivo con mucho potencial y muy pocas limitantes”, su análisis fue tajante en decir que “Ouya no es viable para jugar, no es una buena consola y que ni siquiera era una buena interfaz para la televisión.”

Al momento de salir al mundo de los retails, muchos nombres dentro del mundo de la tecnología daban sus críticas. ExtremeTech encontró que tenía “muchas fallas graves”, Engadget concluyo que era la “última experiencia de juego en una base de Android” y Digital Trends fue el más positivo de todos diciendo que era un “pulcro y genial cubo lleno de genialidades gamer”.

Pero los que dan el veredicto final son los consumidores, quienes no tuvieron piedad alguna sobre esta pequeña “basura”, apodo con el que muchos llamaban a Ouya en redes sociales en la época, manifestando su extrema molestia y arrepentimiento a los pocos días de salida de la plataforma.

Miles de videos en Youtube hablaban de la mala calidad de la consola, los ridículos juegos por no decir insultantes, que muchas veces resultaban en varios clones del mismo título indie que pretendía ser el nuevo Candy Crush. Ese era el nivel del software, tanto era el sentimiento de estafa que incluso los muchachos de Mega64, conocidos por su creación de material gamer en Youtube se grabaron orinándola encima, rompiéndola en mil pedazos y otras mil maneras de demostrar su rabia ante lo que consideraron una estafa.

 

 

Después de todo el desastre en la recepción y es quizás lo que más hizo enfurecer a la gente que apoyo dicho proyecto fueron además del listado de entrevistas a su CEO, es el último tweet que ella realizo después de finalizado por completo el proyecto.

“Ouya fue una experiencia de vida. ¡Ahora, me voy a encontrar lo siguiente… estén atentos!”

No es necesario explicar dichas palabras, sino las respuestas de la gente que respondió ese Twitter deja más que claro el veredicto de la consola “revolucionaria” como ella la llamaba.

 

Final

 

Con toda esta explosión mediática y reclamos de las personas que se sentían estafadas, Ouya acabó siendo un fracaso. Se había creado una nube de duda y desconfianza que incluso hasta el día de hoy ronda por Kickstarter. La caída de Ouya no solo trajo practicamente el fin para la compañía y sus involucrados, sino que dejó el camino mucho más difícil para cualquier desarrollador que quisiera valerse de esta plataforma para poder crear sus proyectos, sin embargo, gracias a dicho suceso es que se ha visto una vez más, la fuerza y el poder de los los consumidores a la hora de decidir el éxito o fracaso de un producto. La gente tiene voz, tiene opinión y es aquí donde ahora todas las personas están dispuestas a ayudar, pero con palabras claras, concisas y directas sobre que es lo que quieren de determinado proyecto o propuesta.

 

 

Ouya nació como una pequeña y revolucionaria idea, una plataforma que quería ser grande, que soñaba con transformarse en una alternativa ante las consolas de mesa habituales. Lamentablemente olvidó lo más importante que hace de una consola exitosa: Sus juegos. La falta de los mismos y la baja calidad del catálogo, sumado a sus diversas fallas de diseño y performance condenaron a Ouya a quedar en las páginas de la historia de los videojuegos, como el más reciente fracaso en nuestra industria.

Hoy durante la tarde les traeré una interesante entrevista con un backer Chileno, alguien que creyó en la promesa de Ouya y financió en Kickstarter el proyecto… su experiencia, su reflexión y fotos exclusivas estarán durante la tarde.

Jorge Farah

Analista Senior de revista GamerVip, y voz de los sin voz. Crítico de Videojuegos de mirada aguda y sin pelos en la lengua.

https://noobfathersite.wordpress.com/

PLAYSTATION

XBOX

NINTENDO

PC