Editores

SONIC: EL ERIZO QUE SE REHÚSA A MORIR

SONIC: EL ERIZO QUE SE REHÚSA A MORIR

 

¿Cuándo fue la última vez que disfrutaste de un juego de Sonic? Seguramente ha pasado un tiempo, ¿verdad?

Es todo un misterio cómo, pero Sonic ha logrado sobrevivir por décadas sentado solo en el éxito de unos cuantos títulos clásicos de los 90. Desde entonces, aunque ustedes no lo crean o no lo hayan notado, hemos recibido al menos un título con Sonic cada año… sin saltarse ninguno. ¿Pero cuántos de estos títulos puedes recordar, o han causado algún impacto? Sin duda, no muchos. En mi caso, sólo recuerdo Sonic Generations, el buen Sonic Colors para Wii, y previo a eso Sonic Adventure en Dreamcast, casi 10 años antes.

 

Sonic Colors, uno de los últimos buenos juegos de Sonic.

 

Sin embargo Sonic vuelve una y otra vez rehusándose a desaparecer… y aunque hoy en día esté sumergido en su punto financiero más bajo, planea volver este año nuevamente con Sonic Forces. ¿Cómo llego a ese punto, y por qué se rehúsa a morir? Son preguntas que muchos nos hacemos.

 

Sonic Forces, ¿será la vuelta de Sonic a la palestra? ¿A alguien le importa aún?

 

Su peor punto sin duda lo alcanzó con Sonic Boom el año 2014, una serie de juegos acompañada de un show de TV que prometía dar nueva relevancia al erizo azul, añadiéndole patas más largas y una bufanda. Sonic Boom: Rise of Lyric fue un estrepitoso fracaso en ventas y crítica, con un promedio de 32% en Metacritic y a todas luces un experimento fallido. La versión de 3DS es tan mala que los fans más acérrimos de Sonic se volcaron a rescatar el juego dándole puntajes de usuario máximos, intentando sopesar todas las reseñas negativas. “Es un juego perfecto” dice una reseña, sin explicar por qué.

 

Hey, Sonic ahora tiene bufanda y Knuckles se inyecta esteroides. Eso es cool, ¿verdad?

 

Si lo pensamos, todos esos fanáticos están ahí por una razón. Aunque después de casi dos décadas de juegos sólo podemos contar los buenos con una mano, Sonic ayudó a definir la era de los 16 bits. Jugar con Sonic era la razón de obtener una SEGA Genesis, un personaje que era todo lo contrario de Mario, rápido, arrogante y cool… y a diferencia del plomero, tenía una personalidad. Si dejabas el control reposando un momento el erizo comenzaría a mover su pie, preguntándole al jugador cuando volvería a correr. Los primeros juegos de Sonic marcaron una época y sin duda muchas vidas, de paso dándole a Nintendo la aguerrida competencia que la hizo saltar al próximo nivel.

 

Sonic, mejor te quedabas chaparrito y con ponchera, todo era mejor en ese entonces.

 

Sin embargo volvemos al día de hoy, y es difícil interesarse por un nuevo juego de Sonic. El erizo tuvo un par de buenos momentos posteriores a la era Genesis – La serie Sonic Adventure en Dreamcast, unos buenos títulos en Gameboy advance y el antes mencionado Sonic Colors, pero aparte de aquellos títulos su historia solo ha ido de mal en peor. Ha habido reboots y spin-offs, juegos de consola de altos presupuestos y juegos para móviles, pero ninguno ha podido recapturar la esencia de qué hacía a los originales tan geniales. Los nuevos títulos de Sonic se parecen a esos horribles juegos basados en películas que fueron prominentes durante un tiempo.

 

Una chica humana besa a Sonic en Sonic ‘06. Knuckles no entiende qué carajo está viendo.

 

A muchos les gusta criticar a Nintendo por depender mucho de sus viejos personajes y repetir viejas fórmulas, pero la diferencia es que Nintendo lo hace bien, y con respeto. Los últimos títulos de Mario y Zelda están dentro de los mejores títulos de los últimos años, mientras que SEGA una vez hizo un juego de Sonic… con pistolas.

 

SONIC EN SOPORTE VITAL

 

La lenta  y triste caída de Sonic es similar a ver un gran luchador que no sabe cuándo retirarse – es difícil recordar lo genial que era después de tanto tiempo. A diferencia de Mario, Sonic no ha podido encontrar un lugar en el mundo moderno, y personalmente no se me ocurriría como corregir eso. Si bien hay títulos en camino como Sonic Mania, hecho por fans para recordar lo mejor de Sonic en la era 16-bit, es sólo eso, una invitación a recordar su pasado en lugar de traer a Sonic al presente… que es lo que realmente necesita.

 

CappuccinO

Gamer desde antes que los gamers se llamaran gamers (antes se llamaban solo nerds). Ingeniero de profesión y desarrollador independiente, mi alma esta conformada por un número par de píxeles. Algún día visitaré la E3 o el Tokyo Game Show.

PLAYSTATION

XBOX

NINTENDO

PC